Préstamo rápido o tarjetas revolving

Valoremos hoy las diferencias entre los llamados préstamos rápidos, los pequeños préstamos bancarios y las tarjetas revolving.

Cualquiera de estos productos financieros, sirven para lo mismo: un dinero extra para afrontar un viaje, una pequeña reparación, un imprevisto, un capricho, gastos familiares, personales, pequeñas deudas

La mayor parte de los Bancos y Cajas de Ahorros, tienen el préstamo del 3%, es decir que prestan hasta 3.000 euros y a pagar en 6 meses sin intereses, con un único coste del 3% (máximo 90 euros). La cuenta es facil de hacer para cualquier cantidad. Se divide la cantidad solicitada entre 6, y esa será la cuota a pagar mensualmente. El 3% de la cantidad solicitada se paga por anticipado, y sirve como comisión de estudio, de apertura, de cancelación anticipada, de intereses Es un préstamo técnicamente caro, pero muy atractivo para pequeños extras.

Aparecen otro tipo de préstamos rápidos concedidos por agentes financieros, sociedades de financiación.., que a una media del 20% de interés conceden en el día, en 1 hora, préstamos rápidos de 3.000 ó 6.000 euros sin casi preguntas.
Este tipo de préstamos, indudablemente más caros, pero más flexibles pudiendo llegar en algunos casos a pagarse hasta en 10 años, hacen de ellos un producto muy accesible para casi cualquier persona, en cualquier situación. La alta prima de riesgo neutraliza el nivel de exigencia a la hora de valorar el riesgo del solicitante, conformando así un binomio peligrosamente atractivo.

Conscientes de esta situación, los bancos reinventan la tarjeta de crédito. Barclaycard fue la primera en lanzarse desde Irlanda, a la captación masiva de clientes de varios países de la UE, a los que les ofrecía altos límites en sus tarjetas de crédito con posibilidad de repagos mínimos, en poco tiempo, consiguió una cuota aceptable de mercado, de la cual conseguió tener cautivamente a un gran porcentaje de esos clientes, al no poder pagar al contado los gastos y consumos realizados en el mes. Dada la importancia de su clientela, se instala en Zaragoza, desde dónde poder controlar y atender mejor a sus clientes. Citibank, baja el listón de su tipo de clientela para intentar hacerse con el mismo mercado de Barclaycard y poco a poco, fueron el resto de bancos y cajas de ahorros, las que entraron en el negocio del revolving y consiguieron crear en nosotros, la necesidad de tener un préstamo de hasta 30.000 euros, a través de una tarjeta de crédito con una cuota mensual mínima de 30 euros.

Pero en lugar de financiar grandes compras, viajes, compras de alto valor, se empezaron a financiar pequeños gastos, la compra semanal, un libro, un vestido, una camisa, gastos corrientes a un interés medio del 1,40% MENSUAL, es decir un 16,8% anual, (y digo medio porque hay algunas que están al 12%, pero la mayoría superan el 18%, alcanzando otras el 24%).

De los consumos realizados en el mes, solo se pagan 30 euros, hecho que empieza a relajar las economías de muchos usuarios/clientes/ciudadanos, generando mayores impulsos compradores al creer tener mayor capacidad de pago, provocando el origen de muchas deudas que necesitarán tarde o temprano una refinanciación, pero mientras tanto, son clientes cautivos y muy cautivos de las entidades emisoras de esas tarjetas. Tarjetas con altos saldos deudores que no consiguen bajar nunca y de las que se pagan una mínima cuota mensual son más habituales de lo que nos pueda parecer.

Tal vez, ¿tienes tú alguna?
¿A qué tipo de interés tienes tú la tarjeta de crédito?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar